MÉXICO, DF, 7 de noviembre de 2014.- El titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, confirmó que tres nuevos detenidos confesaron el asesinato de los normalistas.

Según la evidencia, los 43 normalistas pudieron haber sido quemados en Cocula.

Un testimonio indicó que cuando llevaron a los normalistas al basurero de ese municipio, algunos iban inconscientes, otros posiblemente muertos por asfixia y unos más, aún de pie, fueron bajados de la unidad en que los transportaron.

A los estudiantes que estaban conscientes les dispararon con armas de fuego. Posteriormente colocaron los cadáveres en un espacio profundo, donde arrojaron piedras y llantas y finalmente le prendieron fuego.

Peritos argentinos y de la PGR localizaron en la zona que señalaron los detenidos restos óseos calcinados, los cuales serán analizados en el Universidad de Innsbruck en Austria.