ACAPULCO, Gro., 12 de diciembre de 2014.- Desde el pasado 3 de diciembre arribaron al puerto de Acapulco más de 500 elementos de la Gendarmería Nacional con el fin de reforzar la seguridad en la ciudad turística. En ese contexto, la Comisión Nacional de Seguridad informó vía comunicado que lograron el arresto de tres presuntos narcomenudistas y de un sujeto en posesión de un arma de fuego, asimismo participaron en la asesoría de dos casos de extorsión telefónica.

La primera acción tuvo lugar en la colonia Costa Azul, donde, luego de recibir una denuncia anónima, detectaron la compraventa de doga en la calle Fragata de Santa María. Policías federales implementaron vigilancias fijas y móviles que permitieron detener a Bruno Flores Dircio, de 38 años, quien llevaba consigo 20 envoltorios de hierba verde con las características de la marihuana.

En un segundo caso, en el fraccionamiento Las Playas, elementos de la corporación atendieron denuncias que condujeron a la detención de César Ordaz Martínez, de 39 años, y un menor de 17, en el momento en que se presume comercializaban 22 envoltorios de polvo blanco, al parecer cocaína, y uno más de hierba verde con características de marihuana.

En la colonia Agua Blanca, policías federales ubicaron un automóvil con las puertas abiertas y en aparente estado de abandono, a bordo del cual hallaron un centenar de envoltorios de droga sintética.

Por otra parte, en la colonia Cumbres de Figueroa, elementos de la División de Gendarmería detuvieron a un sujeto que presuntamente amenazó con arma de fuego a un ciudadano que transitaba por la vialidad. Al detenido le fue asegurada un arma calibre 9 milímetros, dos cargadores y 34 cartuchos.

Finalmente, efectivos de la corporación capacitados en intervención de manejo de crisis, impidieron que se consumaran dos extorsiones telefónicas; una en la colonia Renacimiento y otra cuya eventual víctima era un prestador de servicios turísticos.