ACAPULCO, Gro., 8 de febrero de 2015.- La señora María Sánchez Palma, falleció a los 60 años a causa de una falla multiorgánica, en el féretro vestía una blusa con flores y una gorra le cubría la cabeza. Fue identificada por uno de sus hijos, a través de fotografías de los cuerpos localizados al interior del Crematorio Del Pacífico.

De acuerdo a una nota de Reforma, Uriel García Sánchez logró identificar a su madre a través de la ropa que usó por última vez, lo que les reveló que en realidad no fue cremada. Incluso recordó que ese 17 de junio del 2014, al momento de llevar a su mamá al crematorio fueron atendidos directamente por el propietario del lugar, Guillermo Estúa Zardaín, quien les pidió retirarse del sitio mientras realizaban el servicio.

El próximo martes García Sańchez viajará a Acapulco nuevamente para ingresar a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) y ver el cuerpo, sin embargo aún no tiene claro qué acciones tomará en contra de la funeraria Manzanares, misma que les vendió el servicio en 16 mil pesos hace 8 meses.

Sobre las indagatorias, señaló que la Fiscalía no les ha informado de avances.

 

Si cuentas con suscripción, sigue leyendo en Reforma