CHILPANCINGO, Gro., 9 de abril de 2014.- El diputado federal, Manuel Añorve Baños, señaló que es imperante que se respeten los derechos de los mexicanos repatriados por gobiernos de otros países, ya que muchos de ellos son guerrerenses.

Guerrero se encuentra junto con entidades como Michoacán, Oaxaca, Zacatecas y Guanajuato con mayor número de personas que salen del territorio nacional con la finalidad de establecer una residencia en otro país, misma que por diversos motivos no se logra concretar.

Ocurrido lo anterior, ciudadanos mexicanos son repatriados y una práctica común suelen ser las malas condiciones en las que son resguardados y trasladados, mismas que deben ser erradicadas, señaló el diputado federal.

El también vice coordinador de la bancada del PRI subrayó que  la aprobación por parte de los legisladores del PRI a las modificaciones de la Ley General de Población en relación a los mexicanos repatriados, tuvo sus bases en el compromiso social de la bancada con los migrantes. Lo que se busca es que a los mexicanos que serán repatriados se les dé acceso a comunicación telefónica, recibir agua y alimentos, un espacio digno, enseres básicos para su aseo personal y atención legal, psicológica y médica, destacó Manuel Añorve.

Puntualizó que nuestros paisanos, no deben ser discriminados por las autoridades a causa de su origen étnico, sexo, género, edad, discapacidad, condición social o económica, estado de salud, embarazo, lengua, religión o cualquier otra circunstancia que tenga por objeto impedir el reconocimiento de los derechos, dentro de los cuales está el apoyo para su traslado a su lugar de residencia en México.