CHILPANCINGO, Gro., 28 de abril de 2015.- Los diputados de la LX Legislatura “tundieron” a Rogelio Ortega Martínez durante su toma de protesta como gobernador sustituto.

 

El coordinador de Movimiento Ciudadano (MC), Oliver Quiroz Vélez, criticó la gestión que el catedrático tuvo durante sus seis meses de interinato.

“Estuvimos revisando cuales fueron los trabajos realizados por el Ejecutivo, los acuerdos logrados, los problemas resueltos y no encontramos más que el incremento en las horas de vuelo de los aviones y helicópteros del gobierno del estado”, acusó el legislador.

Cuestionó que Ortega Martínez no lograra diálogo con los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, ni con los normalistas.

Señaló que el catedrático tampoco entabló diálogo con los familiares de las decenas de desaparecidos, cuyos cadáveres han aparecidos en las fosas clandestinas de Iguala.

“Antes de la llegada de Rogelio Ortega como gobernador interino había dos sistemas de autodefensas, ahora hay tres, con más hombres armados, más muertos y más violencia”, recriminó Quiroz Vélez.

También acusó al mandatario de utilizar su cargo para colocar a “sus amigos incondicionales” en el gabinete estatal, lo cual, dijo, podría interpretarse como “una campaña para la rectoría de la Universidad” y no como una estrategia para resolver los problemas de Guerrero.

“Su inactividad y su decisión de nadar de muertito, de no sudar la camiseta de Guerrero, de seguir reproduciendo esa política de frivolidad y simulación, nos obligó a reafirmar nuestro voto negativo”, sentenció el diputado de MC.

Al término de su intervención, solicitó a Rogelio Ortega que “no vuelva a los viejos tiempos en los que se reprimía y se seguía a quienes denunciaban” los hechos que él señaló en tribuna.

“Solicitamos que no haya represalias a los diputados de Movimiento Ciudadano, a mi partido político y a nuestro candidato a gobernador”, exigió.

Por su parte el diputado Héctor Apreza Patrón, del PRI, cuestionó el “divorcio” entre los poderes públicos que prevaleció durante el interinato de Rogelio Ortega.

“Se vive una grave incomunicación entre los poderes públicos, continúa y se vive desde hace tiempo un divorcio entre gobierno y sociedad”, expresó.

Le subrayó a Ortega Jiménez que como gobernador sustituto se le confiere “una segunda oportunidad” y debe de comprometerse con la ciudadanía, no con el PRD.

“Esperamos que cumplirá cabalmente su papel de gobernador para todos y que no será rehén de nadie, su lealtad debe de ser con el pueblo de Guerrero. Le exigimos que no encabece una gubernatura secuestrada, condicionada por un partido político, a usted lo nombró gobernador sustituto este Congreso, no un grupo político. Guerrero no soporta más agravios y usted lo sabe”, sentenció.

El diputado Bernardo Ortega Jiménez, del PRD, advirtió que el Ejecutivo tendrá que dar cuenta de un oficio político a la altura de las circunstancias que enfrenta la entidad y que el gabinete de Rogelio Ortega tendrá que dejar de lado la soberbia: “Ni por asomo habrán de pretender asumir protagonismo falto de humildad”, expresó.

“De parte de sus funcionarios menores corrió el rumor de que nos estaban dando millones para ratificarlo. Eso no le ayuda, eso amerita una investigación, hay que correrlos porque no ayudan a la entidad, la confrontan”, advirtió Ortega Martínez.

También recriminó que durante sus seis meses de interinato, Rogelio Ortega ignorara al poder Legislativo.

La diputada Delfina Concepción Oliva Hernández, del PAN, advirtió que la ciudadanía espera un gobierno que ponga orden social y anteponga el derecho de las mayorías.

“No permita que los derechos públicos sean coartados por una minoría que actúa fuera de la ley”, exigió.