ACAPULCO, Gro., 19 de abril de 2015.- El candidato panista al gobierno de Guerrero, Jorge Camacho Peñaloza, dijo que el primer debate público entre aspirantes tiene que ser un espacio para confrontar ideas y cuestionamientos, en lugar de sólo exponer ideas, “para eso está la campaña”.

De esta manera, Camacho Peñaloza comentó que la metodología aprobada por el Instituto Estatal de Participación Ciudadana (IEPC) no es la más convincente: “un evento en el que hay que presentar diapositivas, cada candidato tendrá tres minutos para hablar y esperará una ronda de ocho participantes para responder a posibles alusiones”.

A pesar que ya están definidos los ejes temáticos, dijo, “saldrá lo ocurrido en Iguala, lo que pasó en Aguas Blancas, la destrucción que dejó el presidente municipal de Acapulco y el desastre en que se tiene a la economía del país. También estoy preparado para lo que venga en contra de nosotros”.

Después de encabezar la segunda rutina de ejercicio por la principal franja turística de Acapulco, Jorge Camacho comentó que ante las supuestas versiones que el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, cabildea con diferentes actores para que sea ratificado, consideró que lo más sano es que el mandatario estatal pida licencia y se vaya.

Lo más sencillo es que presente el documento extensivo para que ya no siga vociferando que “él no pidió ser gobernador sino que fueron los diputados perredistas quienes se lo solicitaron.

Considero que es algo irresponsable decirlo, como lo es estar al frente de la presente administración en un estado de ingobernabilidad y con la ausencia del estado de derecho.”

Entre otros temas manifestó que es necesario el rediseño de la vocación turística de Guerrero, que considere la renovación del transporte, las playas limpias e instalaciones para atraer el turismo religioso, médico, de congresos y convenciones.

Camacho se trasladó a la colonia La Frontera, una de las más olvidadas de la periferia de Acapulco, donde recordó que en 1997 los visitó un presidente de México (Ernesto Zedillo) cuando se presentó el huracán Paulina, sin embargo las condiciones de pobreza siguen igual y en algunos casos peor, lo cual “habla de la ingratitud que tuvieron los funcionarios de los tres órdenes de gobierno: PRI, PRD y actualmente Movimiento Ciudadano.

Jorge Camacho estuvo acompañado por su esposa Monserrat Godínez en su visita a la colonia La Frontera, en donde expresó que no anda en busca de los simpatizantes panistas, sino “de todo aquel ciudadano que se encuentra comprometido con el cambio, pero sobretodo con quienes se encuentran hartos de cómo nos han gobernado”.