ACAPULCO, Gro., 26 de enero de 2016.- El tenista serbio Novak Djokovic envió el martes una clara advertencia a sus rivales en el Abierto de Australia, al vencer con comodidad al japonés Kei Nishikori, séptimo preclasificado, para establecer una muy esperada semifinal ante Roger Federer.

De acuerdo con Radio Fórmula, el número uno del mundo estuvo lejos de su mejor nivel y mostró problemas con su saque, pero le bastó con los 54 errores no forzados del japonés para imponerse con parciales de 6-3, 6-2 y 6-4.

Nishikori rompió el saque del serbio en dos ocasiones en el tercer set para tomar una ventaja de 3-1, pero no pudo aprovecharlo y, en señal de frustración, lanzó su raqueta contra la cancha en una ocasión.

Más información aquí.