ACAPULCO, Gro., 17 de julio de 2014.- Con rehabilitación, hay expectativas de que Rogelio en dos meses recupere al 100 por ciento su movilidad, afirmó el doctor Ulises González Bernal, neurocirujano del Hospital General Regional (HGR) No. 1 “Vicente Guerrero” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); el menor, hace solo dos semanas, sufrió un accidente en bicicleta que lo puso al borde de la muerte.

El pasado 2 de julio, Rogelio González Solano jugaba en casa de su abuela, ubicada en la periferia de este puerto, minutos más tarde, tomó su bicicleta y salió a dar un paseo, según señala Periódico Digital.

Aquella noche, se encaminó hacia una pendiente, sin embargo no pudo controlar la bajada y salió catapultado contra el pavimento, lo que le generó heridas graves en la cabeza y fractura en la clavícula, así como otras lesiones superficiales.

Severamente lastimado, sus familiares lo ingresaron en el Hospital Donato G. Alarcón, dependiente de la Secretaría de Salud estatal, donde médicos suturaron la herida de la cabeza, quedando serios malestares y dolores. Horas más tarde, sus padres decidieron que fuera trasladado al HGR No. 1 “Vicente Guerrero”, del que Rogelio es derechohabiente.

A su llegada al servicio de Urgencias, el paciente se encontraba tranquilo, consciente, orientado, despierto, somnoliento y expresando dolores, informaron los neurocirujanos Daniel Álvarez y Ulises González Bernal.

En conferencia de prensa, acompañados del jefe de Pediatría del hospital, Jorge Gallardo, los especialistas detallaron que al revisarlo, el niño se mostraba quejumbroso por las contusiones, por lo que fue atendido por los médicos, mostrando una recuperación por la noche y madrugada.

No obstante, alrededor de las 8:20 horas del 3 de julio, Rogelio inició con deterioro súbito de estado de conciencia con caída de Glasgow de 15 a 10 puntos, que significa que sus dos pupilas ya estaban dilatando e indicaba que se debía operar de urgencia o podría morir.