CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo de 2016.- Convertida en un nicho de negocios de más de mil millones de dólares anuales a nivel mundial, las empresas dedicadas a la comercialización de UAVS o RPAS, o pequeñas naves no tribuladas mejor conocidos como drones han empezado a tener un acelerado crecimiento en México, informa Rosa Náutica, agencia especializada en aviación.

En tan sólo dos años, los adelantos tecnológicos han convertido a este segmento de negocio en una herramienta indispensable para el desarrollo del país, dado la gran cantidad de usos y aplicaciones que se le han podido encontrar, que va desde la seguridad nacional hasta la salud y el rescate de vidas.

Más allá de la mera fotografía aérea, los drones han empezado a tener un uso intensivo en la agricultura asistida, en el sector energético y nuclear, en la industria de la construcción, en la ecología, en los servicios de emergencia y en la protección civil, entre otras muchas aplicaciones.

En entrevistas por separado, José Luis González Rodríguez CEO de Unmanned Systems y Federico González Barrera, director de la empresa Dronix, hacen un balance del inusitado crecimiento de esta herramienta y coinciden en advertir a la población que los drones son algo mucho más que un juguete.

Más información en Quadratín México.