IGUALA, Gro. 26 de agosto de 2014.- Entre 12 mil y 15 mil habitantes del municipio de Iguala padecen obesidad, los cuales representan el 70 por ciento de la población, informó Alejandro Hernández Lotzin, administrador de la UNEME.

Los afectados van desde niños hasta adultos, así como hombres y mujeres.

Entrevistado en el marco del sexto Aniversario de la Unidad de Especialidades Médicas de Enfermedades Crónicas (UNEME) de Iguala, personal médico y voluntarios marcharon hasta las instalaciones del CI-CI, con la finalidad de concientizar a la población sobre el incremento de las enfermedades crónicas degenerativas causadas por la obesidad, sobrepeso y la mala alimentación de las familias.

En el Centro Recreativo CI-CI de esta ciudad, personal de la UNEME junto con autoridades municipales encabezadas por el síndico administrador, Oscar Chavez Pineda, hicieron entrega de reconocimientos a los pacientes que lograron cumplir con su tratamiento.

Hernandez Lotzin destacó que durante los dos primeros años de la UNEME se atendió a una población de 120 pacientes anualmente, y a partir del tercer y cuarto año se empezaron a redoblar los esfuerzos.

Agregó que en el sexto año se atienden a 400 pacientes de la ciudad de Iguala y 280 entre los municipios de Teloloapan, Arcelia, Taxco, Ixcateopan y Chilapa.

Mencionó que hicieron un censo en cinco colonias alrededor de la UNEME: Américas II, Tlatel y Fraccionamiento del Río, Fraccionamiento Iguala 2000 y Yohuala, y se registró que el 70 por ciento de la población presenta obesidad.

Especificó que dentro de este rango detectaron un porcentaje alto de incidencia con problemas más complicados como dislipidemias y diabetes.

“La idea (es) que con este censo junto con el programa de la Fundación de Carlos Slim, (…) se extienda a toda la población, en el cual la UNEME va hacer el grupo rector junto con cuatro centros de salud; Insurgentes, 24 de febrero, Daniel Murayama y Acatempan, para detectar la problemática de la obesidad”, subrayó.

Añadió que en un principio, las personas mayores de 40 años en adelante son las que presentaban obesidad, pero la incidencia se redujo en el rango de edad hasta llegar incluso a los 12 años debido a que los problemas de alimentación se presentan a muy temprana edad.

Por ello hay pacientes que se identifican desde los 10 años con problemas de obesidad tipo 1, así como la diabetes juvenil.