MÉXICO, DF, 16 de septiembre de 2014.- Con disposición para acatar lo que el Partido Acción Nacional le imponga, Carlos Treviño se disculpó nuevamente por los comentarios racistas que expresó contra el futbolista brasileño Ronaldinho la noche del viernes pasado.

Al final del día, ellos (el PAN) no tienen que estar cargando con mis estupideces, porque realmente no son del partido, son mías”, lamentó el político en entrevista con Radio Fórmula.

El panista, quien podría ser expulsado de las filas del partido por llamar “simio” a la estrella mundial, aseguró que atenderá la queja que recibió del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Yo tengo fe en Dios que esto vaya pasando y que se decida lo que se tenga que decidir”, “tengo que aceptar lo que el Partido Acción Nacional me imponga”, afirmó.

El político se dijo molesto consigo mismo por haber sido irreflexivo, por haber denostado a una persona, pues en sus años de docencia siempre ha promovido el respeto.

Mis alumnos pueden dar cuenta de lo que les enseño, la búsqueda de la defensa de los derechos civiles”, expresó.

Apuntó que “fue un momento de desesperación acumulado, porque cada vez que había partido era el mismo problema; creo que hay un problema de diseño cerca del estadio”.

Treviño se dijo de acuerdo si el PAN decide expulsarlo, pues olvidó los principios del partido.