CIUDAD DE MÉXICO, 29 de marzo de 2016.- El Sistema Penitenciario Nacional atraviesa por una “grave crisis” debido a problemas ubicados en estancia digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social, situación vulnerabilidad, así como integridad física y psicológica en las que viven los presos, reportó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) al Congreso de la Unión.

El organismo que dirige Luis Raúl González Pérez consideró que las dificultades se derivan ante “la falta de una adecuada política nacional que atienda los grandes rubros que constitucionalmente debe observar y cumplir”.

En el documento Supervisión Penitenciaria, entregado este martes al Senado de la República, del que Quadratín México tiene una copia, la CNDH aclara que “de ninguna forma se pronuncia por buscar condiciones de privilegio a las personas que se encuentran en reclusión penitenciaria”.

La nota aquí.