CIUDAD DEL VATICANO, 31 de octubre de 2014.– El Papa Francisco advirtió el pasado jueves que el diablo no es un mito ni una “idea del mal”, sino que existe y todos deben luchar contra él con el “escudo de la fe” porque “no nos hecha encima flores”.

En el sermón de su misa privada matutina, que celebró en la capilla de la Casa Santa Marta del Vaticano, el líder católico aseguró que la “batalla” de los cristianos no es contra cosas pequeñas, sino “contra los principados y las potencias, es decir contra el diablo y los suyos”, publica Excélsior.

Sostuvo que no se puede pensar en una vida espiritual cristiana “sin resistir a las tentaciones, sin luchar contra el diablo, sin usar las armaduras de Dios, que nos dan fuerza y nos defienden”.

Explicó que las “armaduras de Dios” son la verdad y la justicia, porque el diablo “es el mentiroso, el padre de los mentirosos, el padre de la mentira”.

http://www.excelsior.com.mx/global/2014/10/31/989837