MARQUELIA, Gro., 2 de mayo de 2015.- El gobernador sustituto de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, calificó como “delincuentes” a Eliseo Villar Castillo y al grupo de hombres armados que operaban con él en algunas comunidades de Costa Chica.

El mandatario descartó que Villar Castillo pertenezca a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y que la operación de su grupo armado estuviera amparada bajo la Ley 701, que permite a las comunidades originarias implementar sus propios sistemas de seguridad y justicia regidos por usos y costumbres indígenas.

“Eliseo Villar fue expulsado de la CRAC, no pertenece a ninguna policía comunitaria, él se dedicó a organizar un grupo delincuencial para secuestrar, para retener personas, para cobrar rescates, para hacer bloqueos en carreteras y extorsionar a las personas que transitan libremente por la carretera”, sostuvo Ortega Martínez.

Dijo que el grupo de seguidores de Villar Castillo es “absolutamente minoritario”.

“Lo fueron abandonando, está aislado totalmente. Estuvieron en Marquelia y los corrieron, se fueron a refugiar a Cuajinicuilapa y de ahí también los corrieron.

Eliseo Villar no tiene cabida en ningún lugar, es un delincuente con un repertorio como de 40 denuncias y más de cinco órdenes de aprehensión”, sostuvo.

El gobernador espera que, con la detención de Villar Castillo, “quede diluido el grupo delincuencial que él integró”, ya que varios de sus operadores cercanos también tienen órdenes de aprehensión.

La detención de Villar Castillo ocurrió el jueves 30 de abril, tras enfrentamiento entre su grupo armado y la Policía Estatal en Igualapa.

El gobernador describió los hechos de la siguiente manera: “un grupo delincuencial operado por Eliseo Villar secuestró a una persona en Ometepec. La trasladaban hacia Igualapa, se dio aviso a la Policía Estatal, les dieron alcance, se produjo un enfrentamiento, murieron seis delincuentes y dos elementos de la policía estatal”.