ACAPULCO, Gro., 31 de agosto de 2015.- El dirigente de la corriente Alternativa Democrática Guerrerense (ADG) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Celestino Cesáreo Guzmán, reconoció que dentro del partido existe un intenso debate de manera constante, pero aseguró que no existe un pleito interno entra las diferentes corrientes que lo integran.

Manifestó que no le interesan las confrontaciones, ante lo dicho por el líder estatal de Grupo Guerrero (GG) David Jiménez Rumbo, en la asamblea de refundación de esa corriente, en la que aseguró que ahí estuvo “la fuerza” del partido.

De las declaraciones de Jiménez Rumbo, quien se dispuesto a firmar una alianza con Celestino Cesáreo, éste último puntualizó que su labor es únicamente institucional, agregó que tiene trato con los diferentes grupos perredistas, pero que no le interesa ningún acuerdo específico con alguno de ellos.

De la presencia y respaldo del gobernador Rogelio Ortega Martínez en la asamblea de Grupo Guerrero, Cesáreo Guzmán se limitó a opinar que éste, es libre de hacer lo que quiera.

El perredista dijo no tener ninguna opinión al respecto.