CHILPANCINGO, Gro., 10 de enero de 2014.- Luego de señalar que es urgente que se concrete la armonización de las disposiciones legales federales y estatales en cuanto a los mecanismos para la designación de los ombudsman en los estados, el primer visitador de la Comisión de Derechos Humanos del Estado (Coddehum), Hipólito Lugo Cortés, señaló que en base a la ley que originalmente creó a la Comisión y que faculta al Consejo Técnico a decidir en esos casos, él está encargado de la presidencia de la institución.

Señaló lo anterior en referencia a una reunión que sostuvieron ayer los integrantes del Consejo Técnico con el secretario general de gobierno, Jesús Martínez Garnelo, que dijo fue para analizar y tratar de dilucidar el procedimiento de la designación del nuevo ombudsman, ya que el la ley vigente data de hace más de veinte años cuando fue creada la Comisión a instancias del entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu y que maneja la figura de inamovilidad de su presidente, lo que ha perdido totalmente vigencia en éstos tiempos de plena apertura y alternancia.

Señaló que el gobernador Ángel Aguirre Rivero envió un oficio donde se nombraba al delegado de la Coddehum en Acapulco, Ramón Navarrete Magdaleno, pero advirtió que pronunciarse legalmente al respecto en este momento sólo le corresponde al Consejo Técnico tal como sus integrantes lo hicieron el 19 de diciembre al determinar que el propio Lugo Cortés  se encargara de la institución en tanto el Congreso no validara el nombramiento del nuevo ombudsman.

Asimismo recordó que la reforma constitucional impulsada en la 60 Legislatura a mediados del año anterior aún no es aprobada por la mayoría de los cabildos municipales y por tanto aún no entra en vigor, por lo que el único ordenamiento que es válido cumplir es el que originalmente sustentó la creación de la Codehum.

Confió en que cuando el próximo martes se reanude la sesión del Consejo Técnico se pueda conocer una resolución definitiva al asunto, para posteriormente llevar a cabo el nombramiento definitivo del nuevo presidente y ver qué finalmente sucede con la reforma constitucional pendiente, que consideró fundamental para la actualización y modernización e la institución.

Finalmente dijo que operativamente la Comisión labora de manera normal, su actividad institucional continúa inalterable y la ciudadanía puede acudir a dejar a salvo cualquier derecho que considere vulnerado a través de la presentación de quejas.