MÉXICO, DF, 27 de enero de 2015.- La ciudad de México fue testigo por más de 10 horas de las manifestaciones que a lo largo y ancho de la misma realizaron padres, amigos y diversas organizaciones civiles en exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, hace cuatro meses.

Los reclamos y la poca paciencia de automovilistas, peatones y locatarios capitalinos fueron evidentes.

Poco antes de las diez de la mañana, la concentración de manifestantes se dio en los cuatro ingresos al Distrito Federal: Taxqueña (sur), Zaragoza (oriente), Indios Verdes (norte) y Auditorio (poniente), para posteriormente avanzar en comitivas hacia el Primer Cuadro de la ciudad.

Todas las concentraciones tuvieron pausas durante su recorrido pausas que hicieron que su llegada al Zócalo capitalino fuera más lento y acudir al mitin de las seis de la tarde.

La pasividad de los protestantes provocó que varios conductores pitaran y gritaran consignas, mientras que usuarios del Metro también arremetieron e incluso algunos los enfrentaron por provocar que el servicio fuera retrasado.

“Ya pónganse a trabajar, bola de huevones, nada más vienen a la ciudad a provocar problemas, ya déjenos en paz y hagan sus marchas allá de donde son”, fue el reclamo de un hombre de 50 años en la estación Xola, que generó la molestia de los marchistas y que por nada estuvo a punto de ser agredido.

Los trabajadores y el gerente de una gasolinera en la calzada de Tlalpan fueron el primer blanco de golpes de los manifestantes, quienes se molestaron ante la negativa de estos personajes por no dejarlos reunir en este punto.

Lee más aquí: http://mexico.quadratin.com.mx/En-el-DF-mas-de-10-horas-de-marchas-reclamos-sollozos-e-indignacion/