MÉXICO, DF. 5 de febrero de 2015.- Esta semana, los planetas se alienarán (literalmente) para que toda la raza humana disfrute de un espectáculo cósmico digno de los dioses.
Y es que la noche de este jueves 5 de febrero para la madrugada del viernes 6, el planeta Júpiter alcanzará su posición más cercana a la Tierra (592 millones de kilómetros, cuando usualmente se encuentra a más de 800) y, durante los siguientes dos meses, podrá apreciarse como un resplandeciente fulgor sobr el firmamento, constituyendo un fenómeno que hará las delicias de astrónomos, arcanos y terrícolas que disfrutan del manto nocturno.
La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) precisa que el “encuentro cercano” entre ambos planetas tiene lugar cada 14 meses y “es denominado como ‘oposición’, dado que Júpiter se ubica opuesto al Sol en el cielo, desarrollándose una extraña coincidencia en casi en perfecta sincronía con el equinoccio del 5 de febrero (momento en que el Sol atraviesa el plano ecuatorial de Júpiter)”.
Sea cual fuere su rito de observación o artimaña mágica de su preferencia, “el planeta gasesoso saldrá por el Este durante la puesta del Sol y se elevará por encima de nuestras cabezas a medianoche”, informa la NASA al destacar que los observadores no sólo podrán avistar el coloso (si cuenta con un buen telescopio), sino que incluso sus 4 lunas podrán apreciarse en una suerte de eclipses y tránsitos mutuos.
Si usted desea contagiarse de las energías planetarias del mundo vinculado mitológicamente a Zeus (dios del trueno y gobernante del Olimpo) y quinto en orden desde el Sol, tome nota de los siguientes tips:
  1. Utilice sus ojos para detectar el planeta Júpiter en el firmamento. Teniendo en cuenta que este coloso es mil 300 veces más grande que la tierra, su luz será apreciable sin mayores complicaciones entre el periodo de la medianoche y hasta antes del amanecer.

  2. Si usted cuenta con un par de prismáticos o binoculares, no desaproveche la oportunidad de su vida, ya que podrá hacerse con vista detallada a través de ellos. En ese sentido, es recomendable colocarlos sobre un tripié a los efectos de obtener una visión estable.

  3. El ojo humano y los prismáticos pueden ser útiles para descubrir el planeta, pero un telescopio le permitirá observar los cinturones nebulosos e, incluso, la ‘gran mancha roja’ (una nube ovalada situada debajo del ecuador jupiteriano).

  4. Aunque oficialmente Jupiter es adornado por un asombroso total de 67 lunas, las más reconocidas son Ío, Europa, Ganímedes y Calisto, mismas que pueden ser apreciada con nitidez a través de un telescopio (particularmente y muy destacable el espectáuclos principal: la sombras de los distintos satélites se proyectan entre sí).
Leer más en NASA y WikiHow