AJUCHITLÁN, Gro., 8 de agosto de 2014.- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) entregó más de 50 viviendas en la región de Tierra Caliente en beneficio de igual número de familias en Ajuchitlán del Progreso, Guerrero, que sufrieron afectaciones por la contingencia ambiental de septiembre pasado.

Durante la entrega de las 30 casas en la cabecera de Ajuchitlán, el titular de la SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que se van a entregar todos y cada uno de los inmuebles censados.

Puntualizó que todas las viviendas tienen una superficie de 50 metros cuadrados, cuentan con dos recámaras, sala-comedor, baño equipado, tinaco, cancelería de aluminio y puertas multipanel, así como con instalación eléctrica, agua potable y un biodigestor.

Para la construcción de estas primeras casas se utilizaron 5.5 toneladas de concreto y casi mil blocks por vivienda; los trabajos continúan porque en los próximos días se concluirá la edificación de otras 70 viviendas.

En Zacahuaje, 22 familias también recibieron las llaves de su nueva morada.

La Sedatu aseguró que no se entregarán inmuebles de menor calidad al que tenían las familias afectadas.