TIXTLA, Gro., 9 de julio de 2015.- Integrantes del Movimiento Popular Guerrerense entregaron este jueves, al gobernador Rogelio Ortega, las instalaciones del ayuntamiento de Tixtla, tomado hace varios meses por la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos.

Tras las movilizaciones en Guerrero por el caso Ayotzinapa, las labores del ayuntamiento de Tixtla fueron suspendidas en el Palacio Municipal, junto a más de 40 sedes de alcaldías en la entidad.

El gobernador Ortega recibió el inmueble en medio de la consigna por la justicia a familiares de los estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014.

Con información de Uriel Sánchez