CHILPANCINGO, Gro., 11 de diciembre de 2013.- Conforme a lo que previamente había anunciado a los grupos de damnificados que las reclamaban, la Secretaría de Desarrollo Social estatal, iniciará ésta semana la entrega de las diez mil tarjetas para adquirir enseres domésticos que estaban pendientes, señaló la titular de la dependencia, Beatriz Mojica Morga.

Los damnificados que recibirán ese beneficio, explicó la funcionaria, debieron ser censados, su vivienda debió sufrir una inundación superior a los 50 centímetros sin daños estructurales y deben cumplir con los lineamientos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Señaló además que quienes sufrieron la pérdida de sus viviendas y vayan a ser reubicados, no recibirán tarjetas, porque así también lo establecen las reglas del Fonden, con el objetivo de que los beneficios lleguen a un mayor número de personas.

Sobre este tema, solicitó a quienes se quedaron sin vivienda que tengan paciencia, porque la reubicación se va a definir entre la Sedatu federal y el Invisur del estado, una vez que se cuente con la validación de los terrenos y la aplicación de los recursos correspondientes, pues se trata de crear esos nuevos asentamientos humanos siempre dentro de la norma y en zonas sin ningún riesgo.

Confió Mojica Morga en que los reclamos que se han sucedido por la entrega de las tarjetas, con la dotación de más de diez mil autorizadas y validadas, finalmente se reduzcan porque la asignación se llevará a cabo de manera transparente y mediante censos plenamente verificados, por lo que pidió que quienes reclaman algo a lo que no tienen derecho sean conscientes de que la ayuda es sólo para los afectados.