CHILPANCINGO, Gro., 18 de marzo de 2015. El presidente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán, calificó como “un insulto para los guerrerenses” que el candidato del PRI a la gubernatura, Héctor Astudillo Flores, se traslade en avioneta a sus actos de campaña.
El domingo 15 de marzo, la Agencia de Noticias Guerrero (ANG) publicó una denuncia ciudadana, que informaba sobre la llegada de Astudillo Flores a Ciudad Altamirano a bordo de una avioneta; la acusación fue acompañada de varias fotografías que corroboraban la acusación.
Ese día, el candidato priísta realizó un acto proselitista en dicho municipio de la región Tierra Caliente.
“Cada quien hace campaña como puede, pero es un verdadero insulto para los guerrerenses que Héctor Astudillo Flores se traslade en aeronaves de lujo. Eso demuestra la falta de cercanía que tiene con el pueblo al que quiere gobernar”, expresó el presidente estatal del PRD.
Cesáreo Guzmán aseguró que el candidato del PRI representa “el regreso al pasado, a la época de los caciquez, a la corrupción y la impunidad”.
Dijo que esto se demuestra con el tipo de campaña política que está haciendo Astudillo Flores, muy al estilo del viejo PRI, con entrega de dádivas para la compra del voto, camiones repletos de personas acarreadas para los mitines y gastos excesivos e innecesarios, como la renta de la avioneta.
Cesáreo Guzmán también habló sobre el caso de Aidé Nava Gonzáles, la precandidata única del PRD para la alcaldía de Ahuacuotzingo, quien fue raptada, torturada y decapitada.
Durante el sepelio de la perredista, el diputado federal con licencia Sebastián de la Rosa Peláez responsabilizó del crimen a Daniel Hernández Casarrubias, actual alcalde de Ahuacuotzingo, de extracción priísta.
El lunes, el alcalde ofreció una conferencia de prensa en Chilapa, en la que se deslindó del homicidio y acusó a Aidé Nava y a su esposo de tener vínculos con la delincuencia organizada, motivo por el cual, dijo, habrían sido asesinados.
El dirigente delnsol azteca exigió que el alcalde pruebe su afirmación ante las autoridades correspondientes.
“Si tiene pruebas, ¡que las presente!”, urgió Cesáreo Guzmán a Hernández Casarrubias.
También exigió que la Fiscalía General del Estado agote todas las líneas de investigación, hasta aclarar el caso y que se castigue a los responsables.