MÉXICO, DF., 27 de abril de 2015.- Una joven de 22 años escapó del negocio donde trabajaba, después que durante dos años sus patrones la mantuvieran encadenada y la obligaran a trabajar hasta 12 horas diarias.

De acuerdo con la publicación de Sinembargo, en su declaración, la víctima señaló que en la planchaduría donde era retenida, ubicada en el Distrito Federal, le daban de comer una vez al día y muy poco; para mitigar el hambre comía el plástico con el que cubría las prendas de vestir.

Cuando quería apoyarse en la plancha para descansar era golpeada, incluso le quemaban la espalda con la plancha; cuando las heridas cicatrizaban, le arrancaban las costras.

La fuga de la víctima ocurrió cuando uno de sus agresores no le puso bien la cadena.

En comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó que fueron detenidos José de Jesús Sánchez Vera, las hermanas Leticia y Fani Molina Ochoa, y las hijas de ésta, Ivette y Jannet Hernández Molina, luego de realizar un cateo en el establecimiento de calle Izamal, colonia Lomas de Padierna, delegación Tlalpan, acusados del delito de trata de personas en la modalidad de trabajos forzados.

Más información en http://www.sinembargo.mx/27-04-2015/1326130