MÉXICO, DF, 28 de octubre de 2014.- A pesar de que las autoridades federales y varios gobiernos estatales han ampliado los controles de salud para contener el ébola, la mayoría de los estadunidenses espera la aparición de nuevos casos en las próximas semanas, destaca un despacho de la agencia oficial de noticias Notimex.

 

De acuerdo con un nuevo sondeo, los estadunidenses piensan de esa manera, aunque la expectativa no se ha traducido en un amplio apoyo para prohibir el ingreso de personas provenientes de los países de África occidental que son epicentro del brote. La mayoría se dijo también satisfecha con la manera como el gobierno federal ha respondido a la contingencia.

 

Un 54 por ciento de los estadunidenses dijo que el gobierno ha hecho hasta ahora un buen trabajo, contra 42 por ciento para quienes el desempeño ha sido pobre, de acuerdo con los resultados de la encuesta conjunta de la televisora CNN y la firma ORC International.

 

El sondeo mostró que los controles anunciados en días recientes, desde cuarentenas obligatorias en algunos estados, hasta la intensificación de monitoreos ordenada por las autoridades federales, no parecen haber disipado los temores de que aparezcan nuevos casos.

 

Un 46 por ciento consideró muy probable esta posibilidad en las próximas semanas, aunque más de 70 por ciento se dijo confiado que el gobierno podrá prevenir un brote de alcance nacional y 53 por ciento consideró que el país tiene la infraestructura médica para responder a la situación.

 

Siete de cada 10 se pronunciaron a favor de que Estados Unidos mantenga sus esfuerzos en África para contener el brote, en tanto que 27 por ciento estimó que esta lucha debería limitarse solo a nivel doméstico.

 

La idea impulsada desde algunos sectores políticos para que el gobierno federal imponga una prohibición de vuelos o impida al ingreso de personas provenientes de los países de África no parece haber sentado bien entre la mayoría de los estadunidenses.

 

Mientras 30 por ciento se dijo a favor de prohibir el ingreso a extranjeros provenientes de estos países como parte de las medidas de control, 69 por ciento dijo favorecer aplicar inspecciones de salud antes que ingresen y poner en cuarentena a quienes puedan estar infectados.

 

En el caso de los ciudadanos estadunidenses que viajan a estos países, 20 por ciento dijo estar a favor de que se prohíba su regreso, pero 78 por ciento favoreció que sean sometidos a inspecciones de salud antes de su ingreso y colocar en cuarentena a quienes puedan estar infectados.

 

La encuesta telefónica nacional fue realizada del 24 al 26 de octubre entre mil 18 adultos seleccionados al azar y presenta un margen de error de 3.0 por ciento.