CHILPANCINGO, Gro., 14 de junio de 2015.- Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México emprendieron un proyecto que busca traer estufas ahorradoras diseñadas por ellos a un millón de personas de zonas pobres de Guerrero y Oaxaca.

De acuerdo con el portal Bajo Palabra, los universitarios relanzaron la empresa social InfraRural, con la que instalaron estufas ahorradoras de leña que generen un impacto social positivo en las comunidades donde las entreguen.

Walter Ángel Jiménez, creador del aparato de combustión, explicó que esta tecnología reduce en 65 por ciento el uso de materia prima, además protege el ambiente y la salud al expulsar todos los humos tóxicos de las cocinas.

Regularmente, una familia utiliza de 10 a 15 leños de encino para un desayuno y con esta estufa sólo emplea entre cuatro y cinco.

En la Montaña Alta de Guerrero, InfraRural instaló 350 estufas, más de 150 en la región Mazateca de Oaxaca y un centenar en algunas comunidades de Chiapas.

A través de la plataforma Fondeadora.mx intentan recaudar 95 mil pesos para sumarse a la plataforma social Unreasonable (que apoya a emprendedores que trabajan con diversas problemáticas en el país), con el propósito de conseguir contactos para instalar estufas de leña en beneficio de las comunidades más pobres, donde, incluso, llega la campaña contra el hambre del gobierno federal.

Con información de Bajo Palabra