ACAPULCO, Gro., 27 de marzo 2016.- El gobernador Héctor Astudillo Flores se rehusó hablar de la violencia y los asesinatos registrados en este puerto a pesar del dispositivo de seguridad que se reforzó con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

“Hoy no voy a abonar a todas las cosas que lamentablemente nos han hecho daño en los últimos días”, dijo en conferencia de prensa que dio este domingo en el restaurante La Cabaña, ubicado en la playa de Caleta.

Al ser nuevamente cuestionado sobre el combate a los hechos violentos registrados en el puerto en esta temporada, el gobernador contestó que “la seguridad hay que mejorarla, punto y aparte”.

En este sentido, Astudillo Flores aseveró de manera breve que en esta temporada vacacional, el turismo “permanece bien”, sin embargo falta mejorar el tema de seguridad.

Por su parte, el secretario de Fomento Turístico, Ernesto Rodríguez Escalona reiteró que la ocupación hotelera en Guerrero superó las expectativas, tal y como informó en Taxco el pasado viernes y reiteró que hubo incrementos de 4.1, 6.1 y 10.8 y 6.1 por ciento en Acapulco, Taxco e Ixtapa-Zihuatanejo, respectivamente.

No obstante, las cifras que repitió fue la del pronóstico para los centros turísticos de Guerrero, que es de una expectativa de 700 mil turistas que dejarán una derrama económica de 2 mil millones de pesos.

Antes de la conferencia de prensa, el gobernador hizo un recorrido por mar en toda la bahía de Acapulco, a bordo de una lancha de rescate marino de la Armada de México, para verificar que se cumplan las medidas de seguridad para los turistas.