CHILPANCINGO, Gro., 23 de septiembre de 2014.- Agentes de la Policía Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), evitaron el secuestro virtual de una mujer y un menor de edad, así como el cobro de una extorsión gracias a la denuncia anónima por parte de familiares de las víctimas.

Según un comunicado de la dependencia, lograron ubicar a las víctimas en la habitación de un hotel en el centro de Ciudad Altamirano, donde habían sido obligados a permanecer bajo amenazas a través de llamadas vía celular.

La Policía Ministerial de la PGJE evitó que se consumara el delito de extorsión, ya que el modus operandi de los delincuentes es el uso de llamadas vía celular y exigen el pago de crédito a números de otras ciudades de la República.