MÉXICO, DF, 7 de octubre de 2014.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exhorta a las autoridades del gobierno del estado de Guerrero eviten revictimizar a las personas que han sufrido una agresión a sus derechos humanos.

Según un comunicado de este organismo, durante la realización de sus labores de investigación en el municipio de Iguala, la CNDH confirmó que hay temor y desconfianza para salir a la calle a realizar sus actividades, luego de los hechos ocurridos el pasado 27 de septiembre en los que varias personas murieron o se desconoce su paradero.

En los recorridos que llevan a cabo los visitadores adjuntos de la CNDH se ha registrado que los familiares y víctimas de los acontecimientos mencionan que los policías estatales conocen sus datos personales y ubican donde están siendo atendidos los heridos y su condición de salud; han confirmado que en general, en la sociedad guerrerense hay un alto grado de desconfianza hacia la policía estatal.

El personal de la Comisión Nacional ha brindado atención a las víctimas y familiares apoyo legal y psicológico y verifica que la atención médica de los afectados hospitalizados sea brindada oportuna y eficientemente.