CHILPANCINGO, Gro., 7 de octubre de 2014.- La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de la Montaña y Costa Chica de Guerrero-Policía Comunitaria (CRAC-PC) exigió la renuncia del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

A través de un comunicado, calificaron de “indignante la manera cínica y perversa con la que los funcionarios de los gobiernos municipal, estatal y federal se acusan y tratan de lavarse las manos”, por el crimen cometido en contra de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

La organización señaló que ese es un gobierno “que se colude con delincuentes comunes, que se organiza con criminales para acallar la protesta social, que cínicamente hace que investiga lo que de sobra se sabe, lo que de antemano se sabe; que asesina, desaparece y encarcela luchadores sociales, mientras se hace víctima, investigador y juez, cuando debería estar en el banquillo de los acusados”.

Este mismo gobierno del estado, en complicidad con el federal, que hoy se desgarran las vestiduras tratando de aparecer preocupados por la suerte de nuestros compañeros normalistas, son los mismos que por años han estigmatizado a la Normal Rural de Ayotzinapa como un “nido de guerrilleros”, porque los jóvenes protestan y exigen su derecho a la educación, a la alimentación, al otorgamiento de plazas para trabajar, que de por si hacen tanta falta en nuestros pueblos y comunidades”, agregó la CRAC-PC.

Subrayó que el gobierno de Aguirre “es el autor de la represión” en contra de diversas organizaciones así como del encarcelamiento de sus compañeros Nestora Salgado, Arturo Campos, Gonzalo Molina, Marco Antonio Suástegui, Bernardino García Francisco, Ángel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos y Samuel Ramírez Gálvez.

Finalmente, la organización enfatiza que no hay más salida que fortalecer sus organizaciones para “darnos el gobierno que merecemos”, por ello exigen que Aguirre Rivero “y todos sus engendros” dejen el poder.