CHILPANCINGO, Gro., 4 de febrero de 2014.- El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio exigió que las autoridades esclarezcan el atentado a balazos que sufrió el empresario capitalino Pioquinto Damián Huato y se detenga al autor intelectual del crimen.

Entrevistado en el poblado de Ocotito, el dirigente social indicó que aún mantiene comunicación con el ex presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), tras el atentado a balazos que sufrió la noche del 28 de enero, en el que falleció su nuera.

“Estamos esperando los resultados de las autoridades, la exigencia es que se detenga a quienes cometieron este crimen, a los autores materiales y al autor intelectual de este atentado”, expresó.

Plácido Valerio dijo que están a la espera de que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) presente los avances en las investigaciones, para analizarlo.

Respecto a los señalamientos que Pioquinto Damián lanzó contra el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, a quien acusó de colaborar para la delincuencia organizada, el dirigente de la UPOEG se negó a emitir un juicio.

Explicó que la UPOEG respaldará las acusaciones contra el alcalde cuando se presenten pruebas que efectivamente lo incriminen.

“Necesitamos revisar las declaraciones de ambos, no podemos dar una opinión a la ligera, hay que esperar a que las autoridades trabajen. Pioquinto ya hizo su declaración, ahora hay que esperar a que presente pruebas el presidente municipal”, puntualizó.

Bruno Plácido Valerio aseguró que la UPOEG respetará los trabajos de la PGJE y se limitará a vigilar el cumplimiento cabal de la procuración de justicia.

“Lo único que nos toca hacer es exigir que se detengan los homicidios y que se detenga a los secuestradores que andan en Chilpancingo, a los principales cabecillas de la delincuencia que son visibles para todos”, sentenció.

Sobre el posible ingreso de la Policía Ciudadana de la UPOEG a la capital, indicó que este ocurrirá en cualquier momento.

Expresó: “Estamos trabajando, estamos teniendo reuniones con diferentes sectores, el ingreso puede ser mañana, pasado, no sé, en cuanto haya las condiciones estaremos pendientes, porque tenemos la obligación de solidarnos con todos los sectores, con toda la sociedad”.

El dirigente de la UPOEG reconoció que el blindaje militar en los accesos a la capital dificultará la incursión de la Policía Ciudadana.

Sin embargo, dijo, cuando la gente se decida se desplazará y “llegará hasta donde tenga que llegar”.

Indicó que la UPOEG sostiene diálogos de coordinación con diferentes sectores en Chilpancingo y ya se vislumbra el ingreso de la Policía Ciudadana.

“Estamos dialogando, no puedo decir día ni hora por seguridad, sólo estamos esperando el momento oportuno”, comentó.