CHILPANCINGO, Gro., 01 de julio de 2014.- La regidora Sofía Lorena Mendoza Martínez exigió que el gobierno del estado investigue al alcalde de Iguala, José Luis Abarca Ramírez, por su presunta responsabilidad en el asesinato del líder de la Unidad Popular (UP), Arturo Hernández Cardona y de otros dos integrantes de la organización.

En conferencia de prensa, la viuda de Hernández Cardona acusó al gobierno de Guerrero que encabeza Ángel Aguirre Rivero, de proteger al asesino de su marido.

Refirió la declaración notarial que levantó el activista Nicolás Mendoza Villa, el 25 de noviembre de 2013, en la que acusa al alcalde de asesinar con una escopeta al líder de la UP.

Mendoza Villa fue levantado junto a Hernández Cardona y otros seis integrantes de la UP el 30 de mayo del año pasado y escapó de sus captores, por lo que fue testigo directo del asesinato de sus compañeros.

“Es mucha presión, hay un trauma, el saber que un sobreviviente declaró sobre el asesinato de mi compañero Arturo Hernández Cardona y el gobierno del estado no hace nada, ni siquiera hay un intento de investigar”, reprochó la viuda.

Criticó que el alcalde lleve una vida política normal y cuente con el respaldo de diputados, alcaldes y demás políticos y funcionarios del PRD.

“Todo el mundo lo visita como si no hubiese pasado nada, como si no estuviera acusado de asesinato”, lamentó.

En su declaración notarial, Nicolás Mendoza Villa relató la forma en que los ocho integrantes de la UP, incluido él mismo, fueron levantados, torturados y golpeados por hombres armados.

Mendoza Villa escapó de sus captores junto a otros cuatro integrantes de la UP y relató cómo el alcalde de Iguala, José Luis Abarca Ramírez disparó con una escopeta contra Arturo Hernández Cardona.

Otros dos de sus compañeros fueron asesinados durante el plagio.