ACAPULCO, Gro., 16 de marzo de 2016.- Profesores de las extensiones del Conalep denunciaron que a pesar de que han pedido el reconocimiento de las mismas, esto no ha sucedido, además de que les adeudan el pago de quincenas de más de dos semestres.

En conferencia de prensa en un restaurante del puerto, el profesor Sergio Llanos Salinas informó que desde noviembre han estado buscando reunirse con el gobernador Héctor Astudillo, a través de diputados y del mismo secretario de Educación, José Luis González de la Vega Otero, para exponerle los problemas que tienen pero esto no se ha logrado.

“Tenemos entendido que el gobernador le apuesta mucho a la educación y que por su ocupaciones no nos ha podido atender, estamos solicitando esta audiencia desde noviembre y estamos ahorita a marzo, empezando ya el semestre, y no nos ha dado una solución en relación a nuestras demandas”, dijo.

El docente explico que estas demandas son principalmente el reconocimiento de las cinco extensiones del Conalep que existen en el estado, de las cuales tres se ubican en Acapulco: Praderas de Costa Azul, San Agustín y Zumpango; una en Chilpancingo y una más en Arcelia.

Además denuncian que estas carecen de infraestructura adecuada y que en cuanto a matrículas se refiere, dependen de otros planteles.

“La matricula en el caso de Acapulco dependemos del plantel Acapulco 1, Zumpango pertenece al plantel de Chilpancingo y Arcelia le corresponde al plantel de Iguala”, informó.

Otra de sus exigencias es el pago de las quincenas que les adeudan a los casi 60 profesores que trabajan en dichas extensiones, así como la regularización del pago y de las prestaciones que les corresponden.

“Siempre nos pagan por fracciones y nos dan cada año, no completo sino en fracciones, le pido al gobernador que voltee sus ojos a las extensiones”, pidió el docente.

Por otra parte, el profesor José Luis Romero Zedillo denunció el caso de 12 alumnos de la extensión de Praderas de Costa Azul a quienes por no cumplir con el número mínimo de estudiantes (40) para abrir el grupo de Informática, la Dirección del plantel los mandó a Alimentos y Bebidas.

Asimismo informó que hace más de un año llevaron el caso a la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) y que esta ya emitió una recomendación a la institución educativa para que los jóvenes sean inscritos en la especialidad que escogieron y no la que la Dirección les imponga.

Sin embargo, “el Conalep plantel 1 ha caído en desacato y no ha atendido esta petición. También deben tomar un curso de derechos humanos para que no vuelvan a caer en este desacato pero no ha sido atendido”, aseguró.

Agregó que el jueves 17 de marzo al mediodía marcharán del Centro Internacional Acapulco hacia la glorieta de La Diana para atraer atención al problema.