CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril de 2016.- Padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, interpusieron una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) por una campaña de desprestigio en contra de su movimiento y de su representante legal, Vidulfo Rosales.

En conferencia de prensa a las afueras de la PGR, los familiares aseguraron que están “más unidos que nunca” y exigieron que se castigue a quienes buscan dividirlos en la lucha por resolver el caso de desaparición forzada de sus hijos.

“Ahora resulta que desde hace meses tienen intervenidos nuestros teléfonos, que saben qué es lo que hacemos y con quién hablamos, pero por qué no lo hicieron con los verdaderos involucrados en la desaparición de los jóvenes. A los elementos militares y de la Policía Federal (PF) que participaron en estos hechos es a los que deberían de estar investigando, contra los maleantes, pero por qué a los padres de familia”, aseguró Mario César González, papá de uno de los desaparecidos.

Acompañado de Melitón Ortega y de Felipe de la Cruz, ambos voceros de los padres, aseguró que es una campaña de espionaje para separar al movimiento de una u otra forma.

La nota aquí.