CHILPANCINGO, Gro., 9 de julio de 2015.- Un grupo de 120 taxistas inició marcha este jueves por avenida Insurgentes para exigir la renuncia del dirigente transportista Marco Antonio Oropeza.
El contingente avanzó hacia el sur por la avenida Ignacio Ramírez con la consigna de denunciar la entrega desmedida de concesiones.
Los taxistas solicitaron la intervención del gobernador electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores para que frene la mala administración.