CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2016.- Trabajadores administrativos sindicalizados de la Secretaría de Salud estatal (Ssa) protestaron este día en las oficinas centrales en la capital, en la avenida Ruffo Figueroa, en demanda del pago del bono compensatorio, el alto al hostigamiento laboral y la petición de transparencia en los movimientos escalafonarios.

Alrededor de 50 trabajadores con pancartas exigieron al gobernador Héctor Astudillo Flores el pago inmediato del bono compensatorio que va de tres mil a cuatro mil pesos por trabajador.

Al lugar arribó María Luisa Adame, secretaria de Conflictos de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), quien manifestó que el pago se había retrasado dos días pero que “hoy a la una de la tarde, se les depositará a los trabajadores”.

María Luisa Adame minimizó la protesta con el argumento de que “ningún trabajador se queja, y sólo fueron cinco personas inconformes que pegaron sus pancartas”. En todo momento,  la secretaria defendió y presumió a la dirigente del SNTSA, la priista Beatriz Vélez Núñez que además de ser líder sindical también es diputada federal por el distrito 7 de Guerrero.

La manifestación duró aproximadamente media hora, en la que los inconformes indicaron que el bono sindical compensatorio se les viene otorgando desde la administración de René Juárez Cisneros y que dicho pago se hace en la primera quincena de febrero.