IGUALA, Gro., 28 de Marzo.-Al considerar que en el estado de Guerrero, existe una gran corrupción en el manejo del erario público, como sucede en el caso del ex gobernador del estado y la actual administración de Ángel Aguirre Rivero, el presidente estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero, consignó que ambos están obligados a la rendición de cuentas y a que se aclaré el asunto.

Esto luego de que la Contraloría del estado, evidenciara la falta de comprobación de mil 300 millones de pesos por parte del ex gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, el líder priista, consideró que toda esta situación entre el ex gobernador y la actual administración, con lleva a que los ciudadanos se desilusionen cada vez más de los partidos políticos.

Agregó que es el mismo gobierno está haciéndolo público, por ende los partidos políticos debemos pedir exactamente como recibió el estado, el actual gobierno y que tanto se ha aclarado en el anterior gobierno en su momento las medidas que se puedan tomar en torno a este gobierno los resultados que se den.

Salgado Romero, dijo que como dirigente del PRI, pedirá que haya transparencia en la rendición de cuentas, “no podemos permitir en su momento que nadie haga uso del erario público y que en su momento alguien que provenga de un partido político pueda hacer uso de los recursos por lo que todos están obligados a que se aclare y a que demuestren en su momento a que hubo transparencia en sus administraciones y exigiremos transparencia”.

Rechazó que el gobernador utilice a la Contraloría para fines partidistas en el caso del ex gobernador del estado, “yo no lo veo así, es un asunto que viene de fechas anteriores si esto hubiera surgido de la noche a la mañana te diría que esta dudoso pero es un denuncia que se hizo al inicio del actual gobierno y que lamentablemente se había alargando la aclaración y que estalla en un momento que se presta a ciertas confusiones”.

Dijo que: “en base a los mismos resultados que del gobierno en torno al caso pudiéramos decir si hubo complicidad, omisión u otra figura podría etiquetárselo y que el ex gobernador Zeferino Torreblanca tendrá que justificar o aclarar esta situación, porque hay un señalamiento y en este caso está obligado a presentarse y a aclarar este supuesto desvió de recursos”.

“A nadie le conviene que sucedan este tipo de cosas y menos que se ventilen ese tipo de situaciones ante la opinión pública porque son temas de comprobación en temas, en puntos en fechas y que al rato seda una interpretación muy distinta”, consignó.