CHILPANCINGO, Gro., 7 de enero de 2014. El presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega Jiménez reconoció que existe “rezago parlamentario” y hace falta eficiencia y productividad en el trabajo legislativo.

“Se nos han quedado iniciativas en el tintero”, lamentó Ortega Jiménez, quien  intervino en tribuna para exigir a los diputados prudencia, responsabilidad y ánimo para mejorar la labor legislativa y parlamentaria de la 60 legislatura.

“Hay que admitir que podemos y debemos dar más por el bien común, no minimizo ni subestimo el esfuerzo de las fracciones parlamentarias, hay que mantener ese ejercicio político serio y maduro para fortalecer la gobernabilidad interna en el Congreso”, dijo.

El legislador perredista subrayó que el Congreso de Guerrero requiere urgentemente la construcción de una agenda política que brindé seguridad y certeza, involucre a la sociedad y el trabajo conjunto entre los tres poderes.

Entre los temas rezagados, puntualizó el dictamen de la nueva Constitución política del estado, la cual sigue en el tintero.

De acuerdo al presidente de la Comisión de Gobierno, la reforma a la Constitución es un tema pendiente a causa debe las “filias y fobias patidarias”.

Por ello, exhortó a los diputados locales a dejar de lado el rezago legislativo.

“Guerrero exige todo el esfuerzo que vaya aparejado a la búsqueda de acuerdos en un marco de tolerancia y respeto mutuo, que evite inmediatez o acción coyuntural y oportunismo sectario”, concluyó su intervención.