IGUALA, Gro. 6 de Agosto de 2014. – La secretaria general de la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTS), Beatriz Vélez Núñez, reconoció que de los 998 trabajadores de la Secretaria de Salud (Ssa), despedidos por excedente de la Contraloria del Estado, 40 son aviadores distribuidos en Chilpancingo, Iguala y Acapulco.

“Esos 40 aviadores se deben de ir porque no hacen nada, sólo asistían a checar o se presentaban los días de quincena y no podemos permitir que haya aviadores, y como sindicato yo solicité a las autoridades que inmediatamente les retiraran el salario”, sostuvo la dirigente sindical.

Vélez Núñez fue entrevistada en el salón del Club de Leones de Iguala después de hacer entrega de 472 mochilas a los trabajadores de la región Norte como parte del programa de convivencia infantil, además de darles apoyo económico de 500 pesos a los trabajadores para los útiles escolares de sus hijos, que se otorgan de las aportaciones que se hacen a la organización sindical.

También ofreció audiencias a los trabajadores sindicalizados e independientes con inquietudes de prestamos, escalafón, cambios de adscripción, contratos y becas, entre otras cosas.

Vélez Núñez opinó que su molestia de la baja de los trabajadores del sector salud es que despidieran a gente inocente y que ingresó desde el 2005, “los cuales estaban dentro del paquete de la formalización laboral y que cuando sale la lista los dieron de baja, no estoy de acuerdo y no lo voy a permitir, por lo que me voy a oponer primero porque es gente que se necesita en la Secretaría de Salud”, enfatizó.

La secretaria explicó que el despido de los trabajadores fue determinación de Contaloría del Estado, quienes hicieron un “supuesto” análisis en las unidades de salud de 998 trabajadores administrativos que deberían ser dados de baja debido a que no cumplían con el perfil, la necesidad y función que tienen.

Señaló que coincide en parte con lo que señala la Contraloría porque no pueden ser los 998 trabajadores administrativos ya que es todo el personal en existencia, los cuales, comentó, son necesarios ya que sus funciones lo ameritan, al igual que los que ingresan los datos a los expedientes clínicos, entre otras funciones.

Añadió que está estipulado en el manual operativo, sin embargo consideró que hay 90 trabajadores administrativos de los 998 que señala la Contraloría que si están de más dentro de la Ssa, pero que pueden ser reubicados en los hopitales nuevos que abrirán en Chilapa, Coyuca, Coyuca de Catalan, Petatlan y Cruz Grande.