ACAPULCO, Gro., 9 de mayo de 2016.- Los rayos solares pueden generar daños más extremos que la deshidratación o golpe de calor, ya que la constante exposición al sol extremo puede ocasionar cáncer de piel.

Según indica un boletín del Instituto Mexicano del Seguro Social, el principal factor de riesgo para desarrollar un cáncer de piel son los llamados rayos ultravioleta procedentes de la luz solar, que producen mutaciones en el ADN de las células que se acumulan durante años, explicó la doctora María de Lourdes Carranza Bernal.

 La principal manifestación de cáncer en la piel es la aparición de manchas café claro, las cuales se van extendiendo y obscureciendo hasta llegar a ser de color negro; las zonas más afectadas son cara, cuello y brazos. También a veces se presentan pequeñas raspaduras que no cicatrizan y si lo hacen son momentáneas ya que se vuelven a abrir.

 El IMSS Guerrero exhorta a la población a tomar las precauciones para protegerse de los rayos del sol, como el uso de gorras, viseras o sombreros, el uso de ropa de colores claros y telas con tejido firme que brinde protección, la aplicación de cremas o protectores solares.

 Así como evitar tomar el sol en horas en las que los rayos solares son más agresivos, entre las nueve de la mañana a dos de la tarde.

Los especialistas indicaron que las personas de piel blanca con ojos claros y las mayores de 50 años tienen mayor riesgo para padecer cáncer de piel, por lo que deben tener especial cuidado en la prevención.