ACAPULCO, Gro., 19 de junio de 2015.- Representantes del programa de la Organización de las Naciones Unidas ONU-Habitat advirtieron que Acapulco enfrenta conflictos específicos de vulnerabilidad ante fenómenos naturales, problemas de deterioro ambiental y dependencia excesiva de la venta de servicios turísticos y comercio, reportó La Jornada.

Las Naciones Unidas asiste al ayuntamiento de Acapulco en la elaboración del Plan Integral de Gestión de Riesgos que marque estrategias para mitigar riesgos y disminuya daños sociales y económicos, cuando el puerto es blanco de sismos, tormentas y huracanes.

Especialistas en la creación de políticas públicas en situaciones de riesgo, Francis Rodríguez Van Gort y Carol Hernández Rodríguez, coordinadoras del programa Hábitat, recalcaron que tras superar cualquier fase de emergencia, la autoridad tiene que trabajar en recuperar la credibilidad de la ciudadanía en las instituciones, en la correcta planificación de acuerdo con recursos naturales disponibles y rendición de cuentas.

Rodríguez Van Gort resumió que en los últimos 43 años hubo 60 inundaciones, 41 tempestades, 36 deslizamientos de tierra, 26 lluvias de intensidad y 21 epidemias que incrementaron desde 2006 a la fecha, aunado al aumento de la población.

De esta manera, dijo que es necesario disminuir la tala de mangle en sitios cercanos a centros urbanos, como ya ocurre alrededor de Llano Largo y la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio, pues ello representa exponer a miles de habitantes a un riesgo.

Sigue la nota aquí