CHILPANCINGO, Gro., 29 de marzo de 2016.- “Que Figueroa no piense que son los mismos tiempos ni la misma situación de Aguas Blancas y el caso Ayotzinapa”, declaró Manuel Olivares Hernández, secretario técnico de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos de Guerrero, sobre las declaraciones del ex gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa Alcocer.

Quadratín Guerrero dio a conocer este domingo, una entrevista donde Figueroa Alcocer afirmó que el caso de los 43 normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala se resuelve rápido “con una indemnización importante para todos los padres”.

Al respecto Olivares Hernández, activista y parte de la defensa de los padres de los 43, expresó que “Figueroa no tiene ninguna calidad moral ni autoridad para opinar sobre el caso de los 43, a él (Figueroa) no se le debe olvidar que cuando fue gobernador se cometió un crimen de lesa humanidad, el asesinato de campesinos de Aguas Blancas”.

Apuntó que “ese crimen (de Aguas Blancas) no se prescribe y bastaría que la Corte Interamericana de Derechos Humanos decidiera llevar el caso hasta sus últimas consecuencias y se mencionaría la culpabilidad del entonces gobernador”.

“Si él piensa que resolvió el problema repartiendo dinero, a las víctimas de Aguas Blancas, que no piense que son los mismos tiempos ni la misma situación de Ayotzinapa. Los padres han sido claros, quieren a sus hijos, no dinero”, detalló el activista.

Olivares Hernández agregó que “habría que señalar dos cosas, él como parte que ha sido del Estado sabe cuál es la actuación del gobierno. Pero también sabe cuál es la forma de actuar de la delincuencia organizada, por eso hace esos señalamientos porque conoce ambos campos”.

Cuestionado sobre qué argumento Rubén Figueroa sabe del actuar de la delincuencia, Manuel Olivares dijo que “recordemos que en varios medios hay varios señalamientos de que parte de su poder económico de Figueroa, se deriva de cierta relación con grupos de la delincuencia”.