MORELIA, Michoacán., 13 de diciembre del 2015.- Tigres se corona campeón en una de las finales más memorables en la historia del futbol mexicano.

En un partido lleno de drama y volteretas que se alargó hasta la tanda de los penales, los Tigres lograron su cuarto campeonato e igualaron a su acérrimo rival, Rayados de Monterrey. Ambos equipos lucharon hasta el último segundo

Hace ya algunos ayeres, en aquel Apertura 2006 cuando Tuca llegó a Pumas, tuvo como parte de su cuerpo técnico a Guillermo Vázquez, quien por casi cuatro años aprendió las enseñanzas de quien ahora es su rival en la final.

Juntos consiguieron el título del Clausura 2009 cuando derrotaron al Pachuca y tiempo después, cuando Ferretti se fue de Pumas, Memo Vázquez se sentó en el banquillo

La primera vez que ambos cuadros se enfrentaron en una final de Liga, los del Norte se impusieron por un global de 3-1.

Los Pumas nunca han sido derrotados por Tigres en Ciudad Universitaria en postemporada. Empataron 1-1 en la vuelta de la Final de la temporada 77-78. Pumas se llevó el triunfo las cuatro ocasiones restantes (3-0 en la 78-79, 1-0 en la 79-80, ambas en Liguilla de Grupos, 3-0 en cuartos de final de la 83-84 y 4-1 en el repechaje de la 92-93).

Los de Ciudad Universitaria arrancaron los primeros minutos con toda la garra, presionando a unos Tigres que en el partido anterior no tuvieron mucho trabajo en el sector defensivo. Tigres, por otro lado, parecía no sentirse cómodo en la cancha Olímpica y sus ataques eran mínimos a pesar de tener una potente ofensiva.

 

La nota en Quadratín Deportes.