CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2015.- Mujeres integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), que estuvieron al frente del contingente en el bulevar de Las Naciones, el 24 de febrero en Acapulco durante el desalojo violento a manos de la Policía Federal, confirmaron el abuso sexual de una maestra que se encuentra hospitalizada en una clínica de Cuernavaca, Morelos, publica El Sur.

La fila de mujeres se mandó al frente del contingente a fin de evitar que se diera una confrontación, ya que se habían detectado infiltrados que incitaban a los elementos policiacos al enfrentamiento.

Una maestra que se negío a dar su nombre por temor, aseguró que fue abusada sexualmente por los policías federales la noche del 24 de febrero. De acuerdo a un comunicado que realizó, describe los hechos violentos que vivieron los miembros del magisterio disidente, que ese día protestaron en el puerto para reclamar estabilidad laboral para los trabajadores del sector educativo en Guerrero.


Relata que durante la persecución los policías la alcanzaron, “me empezaron a golpear, yo caí, me levantaron y me llevaron a un lugar baldío donde desafortunadamente me violaron una y otra vez, hasta lastimarme y dejarme desmayada por tanto dolor”. Asegura que fue encontrada por sus compañeros, y que hasta la fecha permanece internada, “muy grave”.

Más información en El Suracapulco.mx