MORELIA, Michoacán., 13 de diciembre del 2015.- Emilio Azcárraga, dueño del América, se fue muy molesto del partido en el que América cayó ante el Guangzhou de China por 1-2 y que significó el fracaso de las Águilas en el Mundial de Clubes.

De acuerdo con Medio tiempo, tan pronto cayó el gol de Paulinho en el minuto 88 que le dio el triunfo a los chinos, el mandamás del América se paró de su lugar y buscó la salida sin avisarle a los familiares que iban con él al mismo tiempo que Ricardo Peláez se fue por otra puerta aledaña a donde se encontraban ambos.

 

La nota aquí.