CHILPANCINGO, Gro., 30 de noviembre de 2015.- Con la participación del 49.25 por ciento de la población en la elección extraordinaria a la alcaldía de Tixtla, el aspirante de PRD-PT-PAN, Hossein Nabor Guillen se impuso con 6 mil 999 votos, seguido por su adversario priista, Saúl Nava Astudillo con 6 mil 092 sufragios, quien fue en candidatura común con el PRI‐PVEM‐ Panal. 

Lo anterior de acuerdo al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC) que cerró hasta las 00:33 horas de este lunes. 

En esta elección extraordinaria el partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) obtuvo 687 votos, el partido Humanista 254, mientras que el partido Movimiento Ciudadano consiguió 221 sufragios. 

El IEPC reportó la instalación de las 53 casillas, con votos el 90.57 por ciento de ellas y el 9.43 con inconsistencias. 

La jornada electoral extraordinaria en Tixtla se realizó entre un fuerte despliegue de seguridad y vigilancia de la Policía estatal, la Marina Armada e integrantes de la Policía Comunitaria. Durante el mediodía de este domingo, un helicóptero, que no se pudo identificar su procedencia, sobrevoló por más de dos horas la cabecera municipal. 

Previo a la elección, cuatro integrantes de la Policía Comunitaria del barrio del Fortín fueron asesinados por un grupo armado que ingresó a la cabecera municipal, luego de que una hora antes se retiraran los retenes de la Policía Estatal.

Días previos a la elección los dirigentes estatales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como los candidatos de ambos partidos, se acusaron mutuamente de permitir la intromisión del gobierno del estado y el reparto de apoyos de programas de gobierno para favorecer a sus candidatos.

El perredista Hossein Nabor Guillen acusó a su contrincante, el priísta Saúl Nava Astudillo de que a su favor operan los diputados locales Ángeles Salomón Galeana y Ricardo Moreno Arcos, principalmente en las comunidades de Chilacachapa y El Troncon, con la compra de votos “a 300 pesos y con el acarreo de gente”. 

Por su parte, el equipo de Saúl Nava ha denunciado también que los diputados locales del PRD, Sebastián de la Rosa Peláez, Erika Alcaraz Sosa, así como el ex diputado Alejandro Arcos, realizan compra de votos en las comunidades de Atliaca y Zacazonapa.