ACAPULCO, Gro., 30 de marzo de 2015.- El presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Trabajo en el Congreso local, Marcos Efrén Parra Gómez, culpó a los tres niveles de gobierno por “no poner un alto” a las manifestaciones durante el periodo vacacional, principalmente en el puerto de Acapulco.

 

El diputado panista lamentó que en Acapulco se reciba a los turistas con múltiples manifestaciones en este periodo vacacional de Semana Santa.

 

Dijo que el sector empresarial “está completamente decepcionado” de que las autoridades no hayan puesto un “hasta aquí” a las marchas.

 

La culpa recae en la autoridad, en los tres niveles, porque teniendo el poder no lo han ejercido. Cada quien se echa la bolita, el municipio dice que la responsabilidad es de la federación, el estado también dice que la federación es la que debe actuar y mientras… los ciudadanos están en la indefensión”, recriminó el legislador local.

 

Recriminó que las movilizaciones afectarán la calidad de los servicios turísticos en el puerto, la llegada de visitantes y la derrama económica en los restaurantes, comercios, hoteles y negocios de Acapulco.

Recordó que en mayo de 2014 propuso un punto de acuerdo en el Congreso local, para reglamentar las marchas.

 

Explicó que su propuesta no restringía el derecho a la libre manifestación, pero sí obligaba a los manifestantes a seguir ciertos lineamientos para afectar lo menos posible a terceras personas.

 

El diputado lamentó que su punto de acuerdo fuera enviado “a la congeladora” del Congreso local y ahora los turistas, empresarios y ciudadanía en general sean víctimas de marchas todos los días.

 

Principalmente lamentó la situación de Acapulco, cuya economía recae por completo en la actividad turística, que se ve afectada por marchas en pleno periodo vacacional.