ACAPULCO, Gro., 18 de Agosto de 2014.- El candidato a la dirigencia nacional del PRD, Carlos Sotelo García, denunció que integrantes de la corriente Izquierda Progresista de Guerrero (IPG), cercana al gobernador Ángel Aguirre Rivero, están utilizando el aparato gubernamental y recursos públicos para ganar la elección del próximo 7 de septiembre.

En conferencia de prensa, adelantó que desde la dirigencia nacional promoverán que se emita un acuerdo donde se advierta a todas y todos que aquel que incurra en una acción de ese tipo puede ser sujeto de acciones penales.

“Nosotros tenemos información de compañeros nuestros en las regiones del estado de que efectivamente esto podría estar sucediendo, no tenemos evidencia o pruebas, son en ese sentido listos, lo hacen con cuidado”.

Pidió a los perredistas estar atentos y tomar fotografías y evidencias para denunciarlo ante la dirigencia nacional del PRD y las instancias penales para que haya investigación y se castigue este hecho.

Recordó que quienes incurran en estos delitos que van a cometer un delito federal. “Hay la presunción de que podría estarse utilizando el aparato de gobierno aquí en Guerrero para favorecer el grupo político al que pertenece la familia del hoy gobernador y tenemos que platicar esto con los dirigentes nacionales”.

Dijo que este problema, donde se están inmiscuyendo gobiernos estatales, también se presenta en Puebla con Moreno Valle; en Veracruz con Javier Duarte; en Quintana Roo con Roberto Borje; en Chihuahua con César Duarte y en Sinaloa con Mario López Valdez, y manifestó que en estas entidades puede haber la tentación de influir con recursos y apoyos indebidos en favor de algunas planillas o candidatos.

El también dirigente nacional de la corriente Democracia Social (DS), lamentó que quienes ahora convocan a la unidad sean los que usan el poder con fines electorales dentro del PRD.

Se pronunció a favor de la unidad verdadera, que sea genuina y no gatopardista, por lo que consideró que quienes hacen este llamado no son los adecuados.

Por otro lado, exigió el esclarecimiento de la muerte de Armando Chavarría Barrera, a unos días de que se cumpla el quinto aniversario de su asesinato.

“Exigimos el esclarecimiento del crimen. Son muchos años y es un crimen que tiene claroscuros, así como se observa opacidad del gobierno”, mencionó.

Lamentó que el caso salga a la luz pública cada vez que existe más política que justicia y esperó que se esclarezca el caso antes de que el gobierno en curso termine, “sino seguiremos exigiendo (..) hasta que se ubique a los responsables intelectuales y materiales”.