CHILPANCINGO, Gro., 3 de diciembre de 2013.- Este año las remesas enviadas por los guerrerenses radicados en Estados Unidos podrían superar los 1,200 millones de dólares, informó el secretario de Migración y Asuntos Internacionales del gobierno del estado, Netzahualcóyotl Bustamante Santín, quien agregó que ello significa que aunque no han regresado a los niveles de 2005 y 2006, su caída se ha frenado.

Destacó que esos recursos son muy importantes para la economía de las familias y además representan un impulso para el desarrollo de las comunidades expulsoras de migrantes, que generalmente se ubican en las regiones más marginadas de la entidad.

Además, en la próxima temporada vacacional de fin de año se espera el arribo de más de 15 mil guerrerenses que radican mayoritariamente en Estados Unidos, lo que también significará una importante derrama económica. Señaló que para recibirlos está permanentemente activado el Programa Paisano, que en ésta época amplía su cobertura, con la participación de los gobiernos federal y estatal.

Bustamante Santín dijo por otra parte que está plenamente justificada la inclusión de un diputado migrante, dentro de los plurinominales, en el proyecto de reforma integral a la Constitución del estado que impulsa el Congreso local. Destacó que esa figura ya existe desde hace años en Zacatecas y Chiapas, por lo que en el caso de Guerrero no se pueden soslayar los derechos políticos de 800 mil paisanos que viven sólo en Estados Unidos.

Finalmente agregó que aunque la migración hacia el norte no va a cesar, sí ha disminuido debido a las medidas de control fronterizo que se han tornado más estrictas, por las elevadas tarifas de los “polleros” que cobran hasta 40 mil pesos por persona y a los peligros que siempre ha implicado la internación ilegal.