CHILPANCINGO, Gro., 17 de diciembre de 2013.- El vocero del gobierno del estado, José Villanueva Manzanares, advirtió que habrá más detenciones si continúan los bloqueos de las principales vialidades del puerto de Acapulco, por grupos movidos por intereses oscuros, probablemente ligados a organizaciones criminales, que buscan la salida de Alfredo Álvarez Valenzuela como secretario de Seguridad Pública.

Señaló además que si los manifestantes ignoran las advertencias hechas por las instancias de gobierno y continúan afectando la vida normal de Acapulco, no se dudará en utilizar toda la fuerza del estado mediante la aplicación estricta de la ley, para recuperar la vía pública.

Advirtió que se está en espera de un informe de inteligencia que elabora personal especializado federal y estatal, para definir a qué agrupaciones  pertenecen quienes manipulan a cientos de transportistas y comerciantes, que evidentemente sólo utilizan para sus fines. Mientras tanto, ningún funcionario de alto nivel se sentará a dialogar con los inconformes y tampoco se negociará con ellos, en tanto sus motivos y orígenes no se conozcan plenamente.

Señaló lo anterior, porque dijo que es muy extraño que a escasos días de haber asumido el cargo, Álvarez Valenzuela sea objeto de esta campaña tan virulenta de presión y desprestigio. Y es más sospechoso aún porque los denunciantes lo señalan, pero no aportar una sola prueba de sus acusaciones.

Villanueva Manzanares aseguró que actualmente el operativo de seguridad pública en Acapulco se ha reforzado al máximo, en coordinación con los tres niveles de gobierno, por lo que la protesta de presuntos transportistas y comerciantes, que obviamente es manipulada, no tiene ningún sentido.