WASHINGTON, Estados Unidos. 12 de enero de 2015.- En medio de una crisis global de seguridad por el reciente ataque contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo por parte de una fracción de Al-Qaeda, las cuentas oficiales de la armada estadounidenses fueron hackeadas este lunes en punto de las 12:00 horas por piratas informáticos islámicos.
Según reporta la BBC, el Twitter del Centro de Comando de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés) fue intervenido por el grupo paramilitar ISIS, quienes amagan con desatar el infierno en occidente a través del ciberespacio.
“En el nombre de Alá, el más misericordioso, el cibercalifato continúa su ciberyihad”, dice un mensaje en la cuenta, donde se emite una amenaza en contra de los soldados americanos: “Ya vamos, Cuiden sus espaldas”, precisa el tweet donde se añade una liga a un documento con información presuntamente personal de miembros del Ejército obtenida de dispositivos móviles.
“Mientras Estados Unidos y sus satélites acaban con la vida de nuestros hermanos en Siria, Irak y Afganistán, nosotros entramos a la red principal de sus base de datos y sabemos todo sobre ustedes. No volverán a conocer la piedad, infieles. Estamos en todas las computadoras personales y oficinas del Ejército, y ahora con el permiso de Alá, tomamos el Centcom”, precisa uno de los mensajes publicados por ISIS, donde se arremete también contra esposas e hijos de los militares.
***DESPLIEGA FRANCIA 10 MIL MILITARES
Paralelamente, el gobierno encabezado por Francois Hollande ordenó este lunes el despliegue de 10 mil soldados para resguardar las zonas que pudieran estar propensas a nuevas arremetidas terroristas, luego del ataque al medio satírico Charlie Hebdo, ocurrido la semana pasada y que dejó un total de 12 víctimas mortales.
El primer ministro francés, Manuel Valls, manifestó este lunes ante comunicadores de The Huffington Post la necesidad de continuar con la búsqueda de posibles indicios de nuevos eventos terroristas porque “la amenaza sigue presente”.
El funcionario explicó que ante la expectativa de que los hermanos Kouachi (autores del atentado a Charlie Hebdo) hayan dejado cómplices, reforzaron el plan de seguridad en escuelas judías, sinagogas y mezquitas.
De esta manera el ministro del Interior Bernard Cazeneuve indicó que cuatro mil 700 agentes de seguridad se mantendrán en las escuelas judías de Francia para preservar la integridad de niños y maestros.

 

***CHARLIE HEBDO ECHA LEÑA AL FUEGO
Mientras tanto, los editores del semanario satírico Charlie Hebdo se preparan para salir a la venta el miércoles con una tirada de un millón de ejemplares, sin mencionar que incluirá caricaturas de Mahoma, pues “ese es el espíritu de ‘Yo soy Charlie'”.
“Nunca vamos a ceder. Si no, nada de esto tendría sentido”, apuntó el abogado y colaborador de este semanario, Richard Malka, quien lamenta los atentador donde dos yihadistas mataron el pasado día 7 a doce personas, supuestamente en represalia por publicar caricaturas del profeta del islam.
Este atentado, y otros dos posteriores cometidos los días 8 y 9 por otro islamista radical que mataron a otras cinco personas, dieron lugar ayer a las mayores manifestaciones de protesta que se recuerdan en Francia, con casi cuatro millones de asistentes.
Es resaltable que la revista Charlie Hedbo suele poner a la venta 60 mil ejemplares, pero el número que saldrá dentro de dos días tirará un millón y será traducido a 16 idiomas, según explicó uno de sus dibujantes, Patrick Pelloux.
Tendrá una difusión excepcional como gesto de vida y de supervivencia”, apuntó el abogado, mientras otro de los redactores, Gérard Biard, explicaba en la radio que no quieren hacer un número necrológico.
“El humor sin reirse de uno mismo no es humor. Nosotros nos reímos de nosotros, de los políticos, de las religiones; es un estado de espíritu”, concluyó Malka.
Leer original en BBC, The Huffington Post e International Business Times